Lógica

El argumento de autoridad en la publicidad

Nadie duda de que Andrés Iniesta es un genio de balón. Sabe mucho de fútbol y a todos los españoles amantes del fútbol ha dado muchas alegrías, pero de helados no sabe nada.

La marca Kalisse hizo un anuncio fácil, alegre y que engancha. Cogió la figura de Iniesta, reconocible por todos, e intentó vincular su éxito al de su marca. Así, el espectador podría pensar: “Si Andrés cree que es bueno, lo será…”.

Y este es el error del argumento de autoridad: creer que algo es verdad porque alguien de renombre lo afirma.