Lo siento, Wilson o por qué no puedo vivir sin ti

Magistral lección de la película Náufrago de por qué Aristóteles tenía razón: vivimos en sociedad porque somos animales sociables, necesitamos vivir con otros.

Partiendo de este hecho crucial, los filósofos contractualistas (Hobbes, Locke y Rousseau) iniciaron uno de los temas más interesantes de la filosofía: el origen del Estado.